Publicado en Uncategorized

El paraíso de la escuela desconectada

Pensar la escuela

“Había una vez un reino alejado a donde todo era paz y armonía. Niños y niñas se educaban escuchado a sus maestros y maestras deleitándose de las maravillas del conocimiento que les eran transmitidas por sus ilustrados docentes. Luego repetían todos juntos con felicidad y entusiasmo hasta lograr la obtención del saber. El silencio reinaba en las aulas, sólo se escuchaba hablar cuando los docentes lo pedían y las respuestas eran estrictamente las que ellos querían escuchar. No había distracciones, sólo la atención puesta permanentemente en lo que se enseñaba. Y todos felices comían perdices…”

¿Será algo parecido a esto la imagen que sueñan aquellos defensores de la escuela tradicional y desconectada, más cerca del género fantástico que del mundo en que vivimos? ¿Es necesario seguir discutiendo sobre si la escuela debe estar a tono con lo que pasa fuera de sus muros o puede vivir de la nostalgia de…

Ver la entrada original 611 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s